A Cósima le gusta Cocinar

A Cósima le gusta Cocinar

Etiquetas

martes, 24 de abril de 2012

TRASLADO DEL BLOG

Hola a todos, 
Como ya comenté en mi entrada anterior, he decidido unificar mis dos blogs.
Desde antes de Semana Santa, este blog ha dejado de tener actualizaciones y publica en el blog LAS COSAS DE CÓSIMA
Muchísimas gracias a todos por haberme seguido hasta aquí. 

miércoles, 11 de abril de 2012

CÓSIMA UNIFICA SUS DOS BLOGS

Cuando decidí comenzar esta aventura en la red palabras como post, etiqueta, banner, etc. pertenecían a un universo totalmente desconocido para mí. Desde entonces he pasado muchas noches enfrente de mi portátil, dirigiéndole a Google todo tipo de preguntas. He ido aprendiendo a fuerza de consultar y leer muchas webs que contienen tutoriales para blogger.

lunes, 19 de marzo de 2012

LASAGNA DE CARABINEROS Y ESPINACAS CON RICOTTA

Whole Kitchen, en su Propuesta Salada para el mes de marzo, nos invita a preparar un plato clásico de la cocina italiana: Lasaña.



Ingredientes para las espinacas con ricotta:
800 gr. de espinacas congeladas
250 a 350 gr. de ricotta, según se quiera la mezcla más o menos cremosa
100 gr. de mantequilla
Queso parmesano rallado
Sal

Ingredientes para la bechamel de marisco:
Una raspa y la cabeza de cualquier pescado blanco grande
Las cabezas y las cáscaras de 4 carabineros medianos
30 gr. de mantequilla
1 cucharada de harina
2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
Sal

Otros ingredientes:
8 placas de pasta de lasagna seca
4 carabineros
Aceite
Sal

Preparación de las espinacas con ricotta:
Poner abundante agua con sal en una cacerola. Cuando esté hirviendo, añadir las espinacas. Escurrir y volver a poner la cacerola vacía en el fuego (debe ser antiadherente). Echar las espinacas sin parar de mover para terminar de eliminar el agua. Cuando estén bastante secas, comenzar a echar la mantequilla poco a poco e ir mezclando. Cuando hayamos terminado, añadir la ricotta hasta obtener una mezcla muy cremosa y espesa. Para terminar, corregir el punto de sal, añadir queso parmesano rallado y reservar.

Preparación de la bechamel de marisco:
Para hacer la bechamel, primero preparar un caldo casero de la siguiente forma. Poner en una cacerola dos cucharadas de aceite y dorar los ajos. Añadir las 4 cabezas de los carabineros y continuar rehogando, al tiempo que se aplastan un poco con una cuchara de madera para que suelten el jugo. Después, añadir las cáscaras y colas de los carabineros y la raspa y cabeza del pescado. Cubrir con agua y hervir unos 15 min. Una vez finalizada la cocción, pasar por el minipimer y después por el pasapuré. Así se obtiene un caldo concentrado fuerte de marisco. 



En una sartén honda dorar la harina en los 30 gr. de mantequilla, e ir añadiendo el caldo de marisco preparado antes poco a poco, sin parar de mover, para que no forme grumos. Seguir cociendo hasta que tenga la densidad adecuada de una bechamel clarita. Rectificar de sal y reservar.

Montaje:
En una cazuela llena de agua hirviendo con sal se cuecen las placas de pasta, se sacan y se introducen en otro recipiente con agua fría para parar la cocción, y se dejan secar sobre un paño. Con un cortapastas cortar 8 cuadrados de unos 10 cm. En una sartén rehogar con aceite y sal los 4 carabineros pelados. Retirar.

Para el montaje, poner una placa de pasta; sobre ella una capa de espinacas y ricotta de un dedo de espesor. Poner otra placa de pasta y cubrir con la bechamel de marisco. Terminar colocando el carabinero rehogado. Por último, espolvorear un poco de queso parmesano rallado por encima. Y ya está terminada la lasagna. Espero que os guste.






jueves, 15 de marzo de 2012

CREMA DE LENTEJAS CON SU ESPUMA

Este mes, Els Fogons de la Bordeta nos ha propuesto preparar lentejas para la sección de La Receta del 15. Así que allá voy, a por otro desafío, sabiendo que al final voy a conseguir un completo archivo de diferentes recetas de lentejas, a cual mas sugerente. Un verdadero premio.
 

Si tuviera que decidir cual es la legumbre que mas me gusta, sin duda diría que las lentejas. Recuerdo cuando llegaba del colegio por la tarde a mi casa y había una cazuela en la cocina con las sobras de las lentejas de la comida. Rápidamente cogía un cucharón y me ponía a comerlas a escondidas directamente sin calentar. Era una gozada.

Mi madre siempre ha utilizado las  lentejas pardinas, y a mí se me hacía cuesta arriba comer aquellas lentejas, grandes como tortas, que nos daban en el colegio. Por eso las de casa suponían todo un acontecimiento. Además, siempre sabías que si quedaba otra segunda ronda, me llegarían en forma de puré, y eso ya era una auténtica pasada. 

También solían guisarse con arroz, imagino que para dar de comer a toda la tropa de hermanos y estirar un poco más el guiso. 

Por eso, cuando pensé en esta receta, me acordé de mis purés de restos, y decidí preparar mis lentejas en dos texturas distintas. Tampoco me he olvidado del arroz, aunque de una forma un poco mas decorativa. Espero que os gusten.


Ingredientes para el puré:                                     Ingredientes para la espuma:
600 gr. de lentejas pardinas                                  125 gr. de nata líquida (35% grasa)
1hueso de ternera                                                300 gr. del puré de lentejas preparado
1trozo de tocino ibérico                                       1 cucharada de aceite de oliva
1 cebolla                                                                2 cargas de sifón
1 hoja de laurel
Aceite                                                                   Ingredientes para el montaje:
Pimentón                                                              Tacos de chorizo
Sal                                                                         Fideos de arroz

Preparación:
Una vez remojadas las lentejas, se escurren y se ponen en una cazuela con el hueso de ternera, el trozo de tocino ibérico, la cebolla entera pelada, sal y la hoja de laurel.

Se cubren de agua y se ponen a cocer. Conviene ir eliminando la espuma que se origina en la superficie con una espumadera.

En una sartén aparte, se pone un poquito de aceite y se tuesta una cucharadita de pimentón, que se le añade a las lentejas cuando ya estén casi a punto.

Se deja cocer unos minutos más y luego se retira la cebolla, el laurel, el tocino y el hueso. Se pasan por el minipimer y después se pasan por el pasapurés, hasta obtener una fina crema.

Ya tenemos la base de la copa: puré de lentejas. De esta  mezcla separamos 275 gr. para hacer la espuma, y le añadimos una cucharada de aceite de oliva. Se mezcla todo bien y se mantiene ligeramente caliente.

En otro cazo, se pone a calentar la nata líquida y, cuando comience a hervir, se mezcla con los 275 gr. de puré reservado. Pasar todo por el chino para eliminar cualquier pequeño grumo que pudiera obturar la salida del sifón. La mezcla tiene que quedar muy poco densa. Podemos añadir caldo de cocer las lentejas o simplemente caldo de carne o de pollo, si fuera necesario. Introducimos nuestra mezcla en el sifón y le ponemos dos cargas. Agitamos durante un minuto y reservamos al Baño María hasta que vayamos a utilizarlo.
 
Montaje
Freír los fideos de arroz en una sartén con abundante aceite. Cortar los taquitos de chorizo hasta que queden como pequeñas migas y pasar por una sartén sin aceite para que pierdan grasa y se queden muy tostados.

Comenzar a montar las copas poniendo primero el puré caliente de lentejas. A continuación añadir a la superficie una cucharadita de migas de chorizo fritas. Sacamos del Baño María el sifón, que estará templado, y agitamos enérgicamente. Ponemos la espuma sobre el resto de la copa y decoramos con unos cuantos fideos de arroz fritos. ¿Y ya tenemos una nueva versión de lentejas!


viernes, 2 de marzo de 2012

KITCHEN CLUB - Curso de Alta Cocina Low Cost con Andrés Madrigal

KITCHEN CLUB - Curso de Alta Cocina Low Cost con Andrés Madrigal

El pasado lunes 27 de febrero recibí un regalo maravilloso. Un regalo de esos con los que solo me puede sorprender alguien que me conozca muy bien. Únicamente tenía una pista: era un curso de cocina y tenía que reservar desde las 20:00 a las 24:00 horas. Cumplí mi compromiso de no bucear en internet y me dirigí a la calle de la Ballesta, en pleno centro de Madrid. 

Según avanzaba por la calle no hacía mas que preguntarme dónde demonios habría una escuela de cocina por allí. De repente me topé con el cartel del Kitchen Club y la sorprendente puerta del nº 8, con unas cristaleras desde las que se veía el interior de un local muy cuidado e iluminado. Pero sobre todo, a través de dichos cristales exteriores, pude ver la gran sorpresa. Allí estaba ANDRÉS MADRIGAL, cocinero al que admiro mucho. 

Cuando logré devolver mi mandíbula a su ubicación habitual, empecé a darme cuenta de lo que tenía por delante. Un magnífico curso de cocina de lo mas apetecible, con una persona cuyo trabajo me encanta.

Andrés ha tenido una trayectoria en restaurantes muy conocidos, y también ha aprendido de cocineros tan admirados como Alain Ducasse, Martín Berasategui y Roger Vergé. Ha estado implicado en tres experiencias personales muy recordadas por todos los madrileños hasta culminar con el proyecto Alboroque, donde recibió una estrella Michelín.  Desde el 2010, Andrés ha asumido la dirección gastronómica del Kitchen Club


El Kitchen Club es todo un lujazo. El espacio, la cocina, el comedor ... y todo el programa de actividades que tienen planteado. Hay muchísimos cursos y también ofrecen la posibilidad de organizarte comidas y cenas privadas, "cooking parties" y el alquiler de la cocina y el espacio complementario para celebrar un evento personal o empresarial.

Mi curso se llamaba "Alta Cocina Low Cost", o como aprender a cocinar platos de Alta Cocina de una manera económica y con productos que, habitualmente, mas o menos tenemos todos en casa.  En total eramos 13 alumnos: 7 chicos y 6 chicas y, en la parte de la cocina, teníamos preparado un delantal, una tabla y un estupendo cuchillo para cada uno. Sorpresa: efectivamente, eramos nosotros los que cocinábamos. 


Según íbamos terminando cada plato, nos sentábamos en la gran mesa del comedor a disfrutar y comentar nuestra hazaña culinaria con Andrés.

Mi valoración no puede ser mejor. Acabo de descubrir otro sitio adictivo en Madrid. Un espacio gastronómico donde poder compartir mi pasión por la cocina con otras personas, disfrutando de la experiencia de grandes cocineros. Ha sido todo un lujazo de curso. Lo primero, por poder cocinar con una persona a la que admiro y, lo segundo, porque esa persona resultó ser toda una sorpresa a nivel personal: un encanto, ameno, divertido, conciliador y dotado de una excelente capacidad aglutinadora para poder poner a 13 personas muy distintas a sacar adelante un menú. Además, lógicamente, la gente que acude a estos cursos tiene las mismas inquietudes y gustos que tú, con lo cual disfrutas el doble.
Por supuesto que tengo mi foto de recuerdo con Andrés, pero esa se queda para mi archivo personal. Además, no será la última.

No voy a publicar la explicación de las recetas (algunas podéis encontrarlas en la web del Kitchen Club). Lo importante es todo lo que esas horas de compartir cocina y comentarios han supuesto para mí.  Montón de sugerencias, como el uso del jenjibre fresco; la berza, rehogada sin ajo y muy al dente (increíble), y un chutney exótico que me ha hecho perder el miedo a la mezcla de especial. 


Estas son las recetas que preparamos:

Salmón en tartar con crema de guacamole 
Gnocci 4 quesos sobre fondo de berza y aceite de trufa

Codornices salteadas con soja, tirabeques, setas y pepino en salsa de chutney de mango y coco


Tiramisú





Os paso el link de su página en facebook por si queréis agregaros y estar al día de sus actividades y descuentos especiales: http://www.facebook.com/pages/Kitchen-Club/132778993445960 

En este otro link podréis encontrar vídeos confeccionados por ellos sobre algunas recetas concretas.

Y, por último, os dejo también el link donde podréis consultar el programa de los próximos cursos https://www.kitchenclub.es/escuela/. Os aconsejo que no os perdáis el programa de los cursos que se realizarán para el segundo aniversario del Kitchen Club. Cuando ves la lista no sabes donde poner tanta estrella Michelín. 


Por mi parte, voy a seguir insistiendo a Andrés para que monte un curso con pre adolescentes. De verdad que ya me imagino a todos muertos de la risa con él y "currando" sin parar.

NOTA: salvo las fotos del menú realizado, todas las imágenes del local pertenecen a su página web.

jueves, 23 de febrero de 2012

POLLO ESCABECHADO



Bueno, ahora sí que me estoy lanzando. Con esta receta participo en el concurso organizado por el blog "CON UN PAR DE ... RECETAS", con motivo de su segundo "cumple-blog". Desde aquí mi enhorabuena. 

Las bases piden que se realice una receta de esas que se hacían en casa de nuestros padres o de algún familiar, y que no se encuentra fácilmente en un libro de gastronomía.

No sé cual es el origen de esta receta pero es algo que siempre me recuerda a la casa de mis padres. Si acaso yo la he realizado con un poco mas de cuidado, y con mas variedad de ingredientes (mi madre tenía una amplia tropa en casa y nunca le quedaba tiempo para "florituras"). La única diferencia que hay es que yo he utilizado una mezcla de vinagres y también he pasado por el minipimer parte de los ingredientes de la salsa.

Y aquí van las instrucciones: 

Ingredientes:
1 Kg. de contramuslos
2 cebollas
4 zanahorias
1 puñado de pimienta negra en grano
1 vaso pequeño de vinagre
Un chorrito de vino blanco
Sal, aceite de oliva y 2 hojas de laurel

Se salan los contramuslos y se doran en aceite. Se retiran y, en el mismo aceite, se rehoga la cebolla cortada en gajos, la zanahoria cortada en trozos, la pimienta en grano y el laurel. Cuando la cebolla esté un poco mas blanda, se vuelven a poner los contramuslos en la misma cazuela y se echa el vino blanco y el vinagre. A mi me encanta mezclar diferentes vinagres para los escabeches. En este caso he utilizado vinagre de Jerez, de miel, de manzana y un pelín de Módena. Conviene probarlo para rectificar la proporción entre el vinagre y el vino. No todos los vinos son igual de fuertes, ni tampoco todos los vinagres. Si queremos tener mucha salsa habrá que poner mas cantidad de vinagre y vino. 

domingo, 19 de febrero de 2012

miércoles, 15 de febrero de 2012

CROQUETAS DE HUEVAS DE ERIZO


Esta vez preparo un plato para el grupo "La Receta del 15". Se trata de una iniciativa que nació en enero del 2011, lanzada por los blogs  Els Fogons de la Bordeta y Xocolata Desfetá. La idea es, cada día 15 de mes, colgar simultáneamente, en cada uno de los blogs que se animen a participar, una receta realizada a partir de un ingrediente o plato que sirva de base. La intención es sorprendernos mes a mes con las diferentes interpretaciones que podamos hacer de cada ingrediente elegido como punto de partida. Es una convocatoria abierta, en la que puede participar cualquiera, y en la que no hay ninguna norma a seguir ni obligación de permanencia. Simplemente recogen, agrupadas por ingredientes, todas las recetas que los bloggers publiquen cada mes dentro de dicha sección. 

La verdad es que hay algunas espectaculares, y me encanta porque al final te encuentras con un monográfico dedicado exclusivamente a ese ingrediente. El mes de enero se consiguieron 180 recetas de alcachofas. Un lujazo para leer y consultar nuevas ideas. 

Tengo que confesar que nunca en mi vida me habían salido excesivamente bien las croquetas. Nunca hasta ahora. La culpa: la prisa y el uso de aparatos que ahorran tiempo a la vez que te hacen perder el control sobre lo que estás preparando. Para mejorarlo he echado mano de todos mis recuerdos infantiles, cuando veía a mi madre cociendo la bechamel durante 40' sin dejar de dar vueltas con la cuchara de madera. 

Mis croquetas favoritas son precisamente las que hacía mi madre: de trozitos de huevo duro. Y todavía sabían mejor cuando estaban frías y sobraban para la cena. Un auténtica tentación. Todavía hoy, a pesar de sus años, vamos todos los hermanos mendigando un tupper con sus croquetas. Y ante este reto, he decidido romper una lanza en favor de un ingrediente mas arriesgado, y me he decidido por algo que hasta ahora no había probado nunca: CROQUETAS DE HUEVAS DE ERIZO.


Ingredientes:
2 latas de huevas de erizo (90 gr. peso neto cada una)
250 ml de de agua
2 bolsas de concentrado de caldo de pescado de roca de La Sirena 
500 ml. de leche entera
50 gr. de mantequilla
75 gr. de harina
Pimienta
Sal
Aceite
Huevo
Pan rallado


Elaboración:
Derretir los 50 gr. de mantequilla a fuego suave en una sartén y añadir 75 gr. de harina, previamente tamizada. No parar de amasar y mezclar con una espátula de madera hasta que toda la harina esté integrada e impregnada por la mantequilla. Ir vertiendo la leche y el caldo de pescado, indistintamente y en pequeñas cantidades, consiguiendo que la mezcla quede totalmente ligada cada vez que se añada el líquido. Tanto el caldo como la leche deberán estar calientes para evitar la formación de grumos.  
En este caso, es esencial contar con un buen caldo de pescado o marisco. Yo he utilizado el fumet de pescado de roca de la Sirena. Para forzar el sabor he diluido 2 bolsitas de 62,5 gr cada una en 250 ml de agua.

Cuando la masa haya terminado de ligar perfectamente el líquido añadido, dejar cocer suavemente moviendo sin parar con una cuchara de madera, hasta conseguir que la bechamel espese. Rectificar el punto de sal y pimienta. Yo la he dejado cocer unos 30'.

Cuando ya esté lista, dejar reposar unos minutos para que pierda temperatura. Conviene no dejar de mover la mezcla a menudo para que no se seque la parte superior de la masa.

Cuando se haya templado todo, añadir las dos latas de huevas y mezclar suavemente con la bechamel teniendo cuidado de no eliminar del todo los tropezones de erizo.

Extender en un plato lo mas llano posible y tapar con papel film la masa, para que no se endurezca la superficie. Dejar reposar en la nevera 24 horas.

Al día siguiente, formar las croquetas y empanarlas con huevo y pan. En mi caso he utilizado pan rústico rallado.
Y esto es todo. La verdad es que reconozco que esta receta es para hacerla en ocasiones especiales, ya que las huevas de erizo no son especialmente baratas, pero salen buenísimas. De verdad. Espero que os gusten.



lunes, 6 de febrero de 2012

ALCACHOFAS RELLENAS CON MANZANA Y FOIE

Si hay una comida que me gusta de verdad, y cada vez más, es la verdura. En casa de mis padres se comía verdura como mínimo una vez al día (bien para la cena o para la comida). Por eso me apetecía participar en el 1º Concurso de Recetas con Verduras organizado por el blog de "Margot, Cosas de la Vida"

Los que me conocéis un poco, sabéis que llevo muchos años haciendo y vendiendo foie mi-cuit durante la campaña de otoño-invierno, y que mi nevera extra ha llegado a tener hasta 30 kg. de foie preparado y listo para vender. Por eso, no es de extrañar que pueda recurrir a utilizar un poco de este ingrediente para algunas de mis preparaciones. Cuestión de fácil acceso. Pero podéis utilizar perfectamente el foie mi-cuit que compréis habitualmente. 

He preparado unas Alcachofas Rellenas de manzana y un poquito de foie, con una salsa de chalotas y Pedro Ximenez y foie.

Ingredientes:  (para dos personas)
6 Alcachofas
2 Manzanas
200 gr. de foie mi-cuit (aproximadamente)
2 Chalotas pequeñas
Pedro Ximenez
Aceite de oliva
Nata espesa para cocinarLimón
Agua
Sal
Pimienta

Elaboración:
Poner agua a cocer con un poco de sal y un chorrito de limón. Limpiar las alcachofas retirando las hojas externas y cortando la punta hasta que solamente quede el corazón y las hojas más claritas y blandas. Retirar la pelusilla con una cucharita, haciendo un pequeño agujero central para poder depositar el relleno. En cuanto al tallo, yo prefiero dejar un pequeño trozo hasta que estén cocidas, momento en el que ya se puede recortar y dejar un fondo recto y torneado para que se queden de pie.  Para evitar quedarnos con las manos llenas de manchas negras al limpiar las alcachofas, debemos frotarnos éstas con un limón antes de comenzar a manipularlas. 

Ponerlas a cocer más o menos durante 20 minutos. Mientras tanto, pelar y cortar en trozos dos manzanas (a mí me gusta utilizar manzanas reineta). Introducir en el microondas hasta que se queden totalmente ablandadas. Esperar a que se las manzanas estén templadas y mezclar con 3/4 partes del foie, utilizando un tenedor. Si lo mezcláramos con las manzanas recién sacadas del microondas, el foie desaparecería fundido en la mezcla. La proporción suele ser como de 3 partes de manzana y 1 de foie.

Una vez preparado el relleno, comenzamos con la salsa. Se pican en cuadraditos muy pequeños dos chalotas (se pueden sustituir por cebollitas, o simplemente por un poco de cebolla. El sabor es ligeramente distinto, pero igual de rico). Cuando la chalota esté blanda, añadir un chorrito de Pedro Ximénez y dejar reducir dos minutos sin parar de mover. Añadir un poco de nata espesa para cocinar y hervir a fuego suave removiendo hasta conseguir la consistencia deseada. Añadir el resto de foie que habíamos reservado y rectificar con sal y pimienta. Dar un par de vueltas y retirar.

Mientras elaborábamos la salsa y el relleno, las alcachofas ya se han terminado de cocer. Se sacan y se ponen boca abajo sobre un paño, para que escurran bien el agua. Cuando estén más o menos secas, se rellenan con la mezcla templada preparada para el relleno y se vierte la salsa caliente por encima.

Ya veis que son muy fáciles de hacer y el sabor es estupendo. Espero que os guste. 


lunes, 30 de enero de 2012

PURÉ DE COLIFLOR

Hace poco me pasó una cosa muy curiosa. Estaba en casa de un compañero de trabajo donde nos habíamos reunido bastante gente. Habían preparado un buffet caliente y lo que mas me impresionó fue el puré que acompañaba a la ternera asada, que hacía las veces de plato principal. Incluso repetí dos veces con una malsana intención de volver a probar el citado puré. Debió de ser demasiado obvio el entusiasmo que mostré por el puré porque, a los dos días, recibí un mail con la receta completa. Casi me da algo. Resulta que yo creí que había estado comiendo un magnífico puré de patata, cuando en realidad era un puré de coliflor. Ya lo he hecho dos veces y queda impresionante. Os paso la receta y os invito a que lo probéis. Está buenísimo y es muy fácil de hacer. 

Ingredientes:
150 gr. de coliflor
150 gr. de nata líquida
50 gr. de almendra molida
Sal y pimienta
Un vaso de leche

Se cuece la coliflor en agua con un buen chorro de leche (esto es fundamental y le da un sabor especial). Cuando esté cocida, se escurre bien y se pone a hervir aproximadamente 3 minutos con la nata y las almendras, a fuego no muy alto y sin parar de mover. Luego se sazona y se pone algo de pimienta. Por último, se tritura en batidora o minipimer (no utilizar thermomix). Espero que os guste.

lunes, 23 de enero de 2012

PIMIENTOS ROJOS CONFITADOS (Receta original de una pre adolescente)


Un día mi hija llegó a casa diciendo que había estado ayudando a hacer pimientos rojos y quería enseñarme la receta. Me pidió que comprara los pimientos y así lo hice.

Ella iba paso a paso haciendo su receta y yo le ayudaba en todo lo que me pedía. Cuando estábamos terminando me dí cuenta de que la receta en la que ella había colaborado eran los clásicos pimientos del piquillo confitados. Total, que sin habérselo propuesto se había inventado una nueva receta de pimientos en la que sustituía los clásicos de piquillo asados por los rojos frescos; y el azúcar normal por azúcar morena. La verdad es que están estupendos, y el pimiento queda mucho mas entero, porque solo está rehogado. Desde entonces, cada vez que hay una reunión familiar, nos toca llevar sus pimientos. Esta es la receta.

Ingredientes:
Pimientos rojos
Azúcar morena
Aceite de oliva
Vinagre balsámico
Ajo

Preparación:
Lavar y secar los pimientos. Cortarlos en tiras finas. En una sartén con aceite poner el ajo muy picado a dorar. Echar los pimientos y rehogar bien. 
Cuando estén un poco blandos, verter un par de cucharadas de azúcar moreno molido y un buen chorro de aceite balsámico. 
Esperar unos minutos hasta que de otro hervor sin parar de remover. Retirar cuando estén completamente confitados.

Y esto es todo. Me siento feliz al haber sido capaz de transmitir a mi hija alguna de mis aficiones, y todavía más orgullosa de pensar que, a su edad, ya se ha inventado su primera receta. Hoy me decía que, cuando fuera mayor, quería heredar mis delantales de tela vaquera. Yo creo que no va a tener que esperar tanto para tener un delantal especial. Se lo merece ya.

Espero que os guste.

martes, 17 de enero de 2012

ENSALADA DE PASTA, CON UN TOQUE DULCE

Probé esta ensalada cenando en casa de unos conocidos con los que no tenía excesiva confianza. A pesar de todo, no pude evitar pedir la receta. Desde entonces la habré hecho infinidad de veces y, la verdad, está buenísima. 


Cuando hoy la he vuelto a preparar para sacar la foto, me ha parecido que quedaba un poco mal la base de colores (siempre me recuerda a los comedores de colegio), y primero la he hecho con espirales blancas. 

Al empezar la sesión fotográfica, me he dado cuenta de por qué mi anfitriona utilizaba las espirales de colores: los trocitos de queso no se distinguen si no es sobre un fondo de color. Así que he rectificado y la he vuelto a preparar como siempre. Aquí tenéis la receta, y como es bastante habitual en mí, sin especificar cantidades. 

Ingredientes
Espirales de pasta de color
Queso semicurado o poco curado
Membrillo
Fresones
Piñones
Aceite de oliva virgen
Vinagre de manzana (u otro afrutado)
Mostaza de grano
Miel de palma
Sal

Cocer la pasta y dejar enfriar. Cortar en dados muy pequeñitos el membrillo, el queso y los fresones. Mezclar con la pasta y añadir el aliño.

Para el aliño yo preparo una emulsión con todos los ingredientes, dejando una salsa mas espesa. Se puede ir probando para rectificar sobre las cantidades de cada ingrediente, pero solo utilizo la punta de una cucharilla de mostaza de grano y un poquito mas de miel de palma, que le da un sabor especial. 

La miel de palma se obtiene reduciendo la savia de las palmeras (el guarapo) y tiene un color bastante oscuro. Es muy típica de la Isla de la Gomera. He buceado en Google y he podido encontrar un sitio donde se puede comprar por internet. Os dejo la dirección. Desde luego yo la utilizo muchísimo en la cocina.
(https://tienda.tucanarias.com/Producto_466-Miel_de_Palma_Gomera_Natural_790_g_515_ml.html Si no queréis usar esta miel, también podéis utilizar otra que tengáis en casa (en menor cantidad) y diluida con un poquito de agua templada.

Para terminar, tostar unos piñones en una sartén sin aceite al fuego y verter sobre la ensalada.